papiro-israel-2700-20161109115128El frágil documento, que se cree que fue saqueado de una cueva del desierto de Judea, fue adquirido por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) en 2012 cuando los ladrones intentaron venderla a un distribuidor.

El trozo de papiro, cuyo contenido fue oficialmente anunciado por la IAA este pasado miércoles, mide 11 por 2,5 centímetros.

Amir Ganor, jefe de la división de prevención de robo de antigüedades de la IAA, dijo que el papiro provenía de una cueva en Nahal Hever, en el desierto de Judea. La ubicación árida y fresca cerca del Mar Muerto permitió la preservación del fragmento durante casi tres milenios.

La datación por radiocarbono ha determinado que es del siglo VII aC, convirtiéndolo en uno de los tres únicos papiros hebreos de ese período, varios siglos más antiguos que los Rollos del Mar Muerto.

Aunque existen varios textos hebreos grabados en piedra y garabateados en pedazos de cerámica de este período, los hasta ahora dos únicos textos conocidos de un papiro hebreo de antes de la caída del Reino de Judea eran el papiro Marzeah -datado entre mediados y finales del siglo VII aC- y un palimpsesto de papiro encontrado en Qumran.

En una conferencia de prensa en Jerusalén con funcionarios de la IAA el miércoles, el erudito bíblico Shmuel Ahituv dijo que la mención de una «sirvienta del rey de Naharata» enviando los odres a «Yerushalem» indica que fue enviado por una mujer prominente a la capital judía.

Ahituv estudió el papiro tras su adquisición. Ahituv también explicó que es significativo que el texto escriba la palabra «Yerushalem» como nombre de la ciudad, que es el que se encuentra más comúnmente en la Biblia. Hay sólo cuatro casos en la Biblia, señaló, en los que Jerusalén se escribe «Yerushalayim», con una letra adicional Yod, la forma en que se pronuncia en el hebreo moderno.

Fuente: protestantedigital

Loading...
Compartir