Sin motivo aparente el autobús de color amarillo empieza a moverse por sí sola como si se tratara de algún espíritu manejándolo.

Los hechos ocurrieron el 1 de noviembre de este año en horas de la madrugada, el dueño del vehículo lo había dejado estacionado correctamente a un lado de la carretera mientras dormía en su casa tranquilamente.

Como se muestra en el video, alrededor de las 08:40 de la mañana los perros están cada vez más intranquilos por alguna razón inexplicable, se los observa rodeandoel autobús como si buscaran algo, hasta que minutos después empieza a verse un comportamiento siniestro en el vehículo.


Loading...
Compartir