Aunque muchos han afirmado que es imposible dejar de ser homosexual, para Dios nada es imposible. Ese es el testimonio y vida de un joven que antes de era travesti y estaba hundido en el mundo del pecado de la homosexualidad. Pero Dios en su infinita gracia lo ha alcanzado y le ha hecho una nueva criatura. Hoy testifica del evangelio y del poder de Dios para que cambiar vidas no importa la condición en la que hayan vivido antes.

 VER VIDEO DEBAJO


Loading...
Compartir