Una imagen ha dado la vuelta al mundo en el primer día del Papa Francisco en Bolivia: un Cristo crucificado sobre una hoz y un martillo –símbolo del comunismo–, el regalo con el que el presidente Evo Morales lo recibió en La Paz.

Aunque el audio no se escucha bien, una agencia de noticias oficial del Vaticano, ha dicho que el desconciero del Papa Francisco es evidente y que su respuesta cuando vio el regalo fue: “No está bien eso”, dijo el Papa ante la explicación de Morales que se aprencia en el video: