embadorrusoEl embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, ha fallecido tras ser tiroteado entre cuatro y cinco veces, tras un ataque en la capital turca. El ministerio de Asuntos Exteriores ruso acaba de confirmar la muerte del embajador.

Un hombre ha abierto fuego mientras el diplomático estaba dando un discurso en una exposición de fotos en la capital turca, agregó el canal de televisión pública turca TRT. El nombre de dicha muestra es “Rusia vista por los turcos”.

Moscú ha calificado el ataque como un acto terrorista, según ha dicho el Ministerio el Exteriores. El alcalde de Ankara ha declarado que el objetivo de este ataque es enfrentar a Rusia y Turquía, según informa Xavier Colás.

Las fuentes de la embajada rusa en Ankara indicaron que se podría tratar de un ataque de islamistas radicales, en el que resultaron heridas otras personas, según ha informado Efe.

Este incidente se produce en la víspera de una reunión en Moscú entre los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía para tratar sobre el alto el fuego en Alepo, al norte de Siria. Además de producirse un día después de las protestas en Turquía sobre la intervención militar rusa en Siria.

“Es una venganza por Alepo”

La CNN turca informó que el asaltante entró en la galería con identificación de policía y abrió fuego al aire y después apuntó al embajador. Mencionando a testigos, el mismo medio informó que el atacante gritó: “Es una venganza por Alepo”. También dijo: “No os olvidéis de Alepo, no os olvidéis de Siria” y usó la frase “Allahu Akbar” (“Dios es grande”).

Un activista turco está ofreciendo detalles sobre el asaltante en su cuenta de Twitter. No sólo ha dado su nombre (Mevlüt Mert Altnta), también el lugar donde se graduó: la escuela de policía Izmir.

elpais.es

Compartir