La repentina aparición en China de un pozo ardiente en la ladera de una montaña del que emanan temperaturas insoportables para el hombre sorprendió a los lugareños hace unas semanas. Por el momento se desconoce la profundidad del foso pero los testigos se han apresurado a denominarlo ‘la puerta del infierno‘.

Los locales que solían transitar por la zona, habían notado con anterioridad que el suelo era más cálido de lo normal, pero nunca pudieron imaginar que de forma repentina aparecería un pozo de fuego de esas características.

Los científicos no han podido estudiar aún la abertura del pozo, ni hallar los motivos de su súbita aparición, pues las altas temperaturas impiden la aproximación de expertos al agujero. A tan sólo dos metros del pozo, la temperatura alcanza los 792 grados Celsuis, calor suficiente para hacer arder la rama de un árbol, como podemos ver en la siguiente imagen.

Ver el video a continuación debajo


Loading...
Compartir