Desde el 1° de mayo del 2009, el matrimonio homosexual dentro de Suecia es permitido. Pero a pesar de ello, existen ministros cristianos individualistas que pueden elegir si llevan a cabo bodas del mismo sexo dentro de sus iglesias, o no. Esto ocasionó que el primer ministro tornara el tema como una rebelión contra las leyes suecas, puesto que no estarían obedeciendo los decretos firmados por el gobierno.

“…Si usted es una comadrona y tiene que llevar a cabo abortos, usted lo tiene que hacer porque la ley lo demanda o sino tiene que buscar otra profesión. Lo mismo ocurre con los ministros cristianos  que no quieren casar a los homosexuales”, declaró el primer ministro, advirtiendo a que si existen pastores trabajando para las iglesias suecas, casen sin reclamos a los homosexuales.

Si bien es cierto la iglesia es importante dentro de la historia humana, no sólo en términos de bautizo, matrimonios, funerales, sino también como portador de cultura. Sin embargo la iglesia será un escenario importante para la socialdemocracia, un compromiso de igualdad de género por tiempo indefinido, excluyendo así la desigualdad y discriminación dentro de Suecia, según informa la revista kyrkanstidning

La preocupación cristiana es y será  de mucha importancia  en cada país.  La lucha que tenemos por defender los derechos universales de la familia tradicional no puede menguar.

No perdamos el tiempo, ¡cristiano, la lucha continúa! , oremos fervientemente por nuestras naciones.

Fuente: kyrkanstidning, CBN

Loading...
Compartir