“Hoy damos pasos históricos para proteger la libertad religiosa en Estados Unidos”.

Esas fueron las palabras del presidente Donald Trump momentos antes de firmar este jueves una orden ejecutiva encaminada a permitir que las iglesias y grupos religiosos participen en actividades políticas.

La medida solicita relajar una disposición del código tributario —conocida como la Enmienda Johnson— que prohíbe a los grupos religiosos exentos del pago de impuestos de participar en actividades políticas, como por ejemplo apoyar o rechazar candidatos.

Durante la campaña electoral, Trump criticó en varias ocasiones la regulación, aunque deshacerse de ella implica un voto en el Congreso.

De momento, el presidente solicitó a la oficina de recolección de impuestos estadounidense (IRS, por sus siglas en inglés) que no amoneste a organizaciones de culto que expresen posturas políticas.

También pidió al Departamento de Justicia que “desarrolle nuevas normas” para asegurar que las libertades religiosas sean garantizadas.

Nadie debería sancionar a las iglesias ni a los sermones de los pastores“, señaló Trump.

La orden fue celebrada por diferentes representantes religiosos que acompañaron al presidente en la ceremonia, pero en las afueras de la Casa Blanca se llevó a cabo una protesta contra de la medida.

¿Por qué causa controversia?

Para algunos, la orden ejecutiva tiene el objetivo de “atacar” la separación entre la iglesia y el estado.

La organización que defiende las libertades religiosas en EE.UU., The Baptist Joint Committe for Religious Liberty, se manifestó a favor de conservar la Enmienda Johnson porque “mantener la religión y la política separados es mejor para la religión”, según citó el diario The Washington Post.

Por su parte, la organización Interfaith Alliance (Alianza Interfe) rechazó la orden de Trump al argumentar que la disposición tributaria “ha prevenido por décadas que las casas de culto se conviertan en herramientas de partidismo político”.

Pero las quejas, aunque por diferentes motivos, también han provenido de grupos religiosos conservadores.

La organización cristiana Alliance Defending Freedom (Alianza Defendiendo la Libertad) señaló que la orden de Trump se queda corta en proteger a empresas que “simplemente expresen un punto de vista religioso distinto sobre el matrimonio que difiera con el gobierno federal”.

Se referían a un contenido de la orden que luego fue borrado, y que contemplaba que grupos religiosos y corporaciones privadas pudieran negar los servicios a cualquier persona sobre la base de “creencias religiosas sinceras”.

Este apartado había encendido las alarmas de grupos de derechos humanos y miembros de la comunidad LGBT, que de todas maneras participaron en protestas contra la medida este jueves frente a la Casa Blanca.

“Su odisea pronto terminará”

La Casa Blanca señaló que la orden ejecutiva es necesaria para proteger a los grupos religiosos que han sido “perseguidos por el gobierno de Obama”, como la congregación Little Sisters of the Poor (Pequeñas Hermanas de los Pobres).

La agrupación se enfrentó a enormes multas durante el gobierno anterior por su negativa a pagar por anticonceptivos para sus empleadas en el marco del programa de salud impulsado por el expresidente, conocido como Obamacare.

“Su larga odisea pronto terminará”, dijo Trump, antes de que estrechar la mano de una representante de dicha organización.

La orden pide a las agencias federales que eximan a algunos grupos religiosos de proveer anticonceptivos a sus empleados, como lo requiere la ley de salud aprobada en el gobierno de Obama.

El mandatario aseguró que su gobierno “terminará con los ataques contra la libertad religiosa” y citó el caso del pastor bautista e ícono de la lucha por los derechos civiles Martín Luther King Jr., “a quien el IRS (Servicio Interno de Impuestos) persiguió hace 60 años”.

En la actualidad, son pocos los reportes de grupos religiosos que hayan perdido su estatus de exención fiscal por violar la ley, a pesar de que no pocas iglesias han ejercido activismo en el pasado por causas políticas y han recibido a candidatos durante sus campañas.

bccmundo

Loading...
Compartir