• El poder de la oración de unos padres revivió a su menor hijo

Hace unas semanas, el pequeño Matty, desapareció de la vista de sus padres. Desesperados iniciaron su búsqueda esperando encontrarlo vivo. Sin embargo, cuando por fin lo hallaron estaba muerto. “Estaba azul y muerto”, dijo Mateo, el padre del niño. Rehusándose a creer esta verdad, miembros de la familia comenzaron a orar mientras esperaban que la policía llegara. Elsa, la madre de Matty no dejaba de hacer compresiones torácicas al niño.

“Mientras yo hacía compresiones a mi bebé, mis otros hijos estaban de rodillas orando y pidiendo a Dios por un milagro”, dijo Elsa. “Simplemente oramos y oramos y oramos,” dijo Mateo dijo a la estación local. Cuando Matty llegó a la sala de urgencias, los médicos dijeron que sus signos vitales eran débiles y su análisis de sangre no se veía bien. “Ellos pintaron la historia de un niño muerto,” dijo Elsa.

Sin embargo, la resonancia magnética mostró un escáner cerebral normal. En cuestión de horas, Matty comenzó a volver a la vida. Para el domingo, el niño estaba actuando como él de nuevo. “Él estaba actuando como Matty. Él era perfecto”, dijo a su padre. “Estaba tratando de correr nuevamente.” Matty volvió a casa y sus padres, que son cristianos, alaban a Dios por su recuperación milagrosa.

“Cuando todo esto acabó, caímos de rodillas y dando gracias a Dios”, dijo Mateo. “Pensamos que era un sueño demasiado bueno para ser verdad. Pero al despertar, nos damos cuenta que, mi hijo no está muerto y que ahora está vivo. Es un desafío a cualquier lógica. Esto es sólo un milagro de Dios”.

Fuente: cbn

 

Loading...
Compartir