Un pastor de Kentucky que protagonizó un programa televisivo sobre manipulación de serpientes murió, informó la policía local. ¿La causa de la muerte? No es tan difícil adivinar: una mordida de serpiente.

Jamie Coots murió la tarde del sábado tras rehusarse a ser tratado, indicó la policía de Middleborough.

En Snake Salvation, el férreo creyente pentecostal dijo que creía que un pasaje en la Biblia sugería que las mordeduras de serpiente venenosas no causarían daño a los creyentes siempre que fueran ungidos por Dios.

La práctica es ilegal en muchos estados, pero continúa principalmente en el sur rural de Estados Unidos.

Coots perteneció a una tercera generación de “manipuladores de serpientes” y aspiraba a un día legar esta práctica a su iglesia —el Tabernáculo del Evangelio Completo en Nombre de Jesús— y a su hijo adulto, Little Cody.

“Aun después de perder la mitad de su dedo por una mordida de serpiente y ver a otros morir de mordidas durante las ceremonias”, Coots “aún creía que debía tomar una serpiente y seguir la fe de la santidad”, indica el sitio en internet.

En febrero de 2013, Coots recibió un año de libertad condicional por cruzar al estado de Tennessee con serpientes venenosas. Previamente fue arrestado en 2008 por tener 74 serpientes en su hogar, según National Geographic. (Fuent: CNN)

VER VIDEO DEBAJO. No dejes de verlo.