turbanteEl Ejército de Estados Unidos permitirá que sus soldados pertenecientes a minorías religiosas vistan velo islámico o turbante. Los hombres también podrán dejarse barba de hasta cinco centímetros, siempre y cuando luzca aseada. El secretario del Ejército, Eric Fanning, ha modificado esta semana las políticas de uniforme para facilitar que los militares puedan desempeñar sus funciones sin renunciar a sus creencias. Para adaptar su vestimenta, los soldados necesitarán autorización.

La nueva normativa establece que, una vez aprobado el uso de una prenda de carácter religioso, el consentimiento no podrá ser retirado sin el visto bueno de la Secretaría del Ejército, que ha indicado que el uso del velo islámico o el turbante no afectará al grado de responsabilidad o distribución del trabajo entre los militares. Los soldados sijs o musulmanes tendrán, por tanto, facilidades para respetar sus creencias religiosas y prestar servicio en el Ejército de EE UU.

“Nuestro objetivo es equilibrar la preparación de nuestros militares en concordancia con sus creencias y prácticas religiosas, y esta directiva nos lo permite”, ha señalado el coronel Randy Taylor en un comunicado.

La Coalición Sij, una organización de defensa de los derechos civiles de la comunidad india sij en EE UU, ha valorado la decisión. “Estamos satisfechos con el progreso que implica esta iniciativa en relación con la tolerancia religiosa y la diversidad”, ha afirmado la directora del grupo, Harsimran Kaur.

El velo islámico deberá llevarse bajo las gorras de patrulla o las boinas, y los pañuelos deberán estar hechos de un material que no sea brillante y que combine con los uniformes, por lo que pueden incluir el negro, el marrón o el verde. La directiva establece que el hiyab no puede cubrir ninguna parte de la cara.

Loading...
Compartir