El presidente Donald Trump pide a los jóvenes cristianos que sean “soñadores” y, como él, desafíen el sistema.

VIRGINIA, EE.UU.- El presidente de EEUU, Donald Trump, visitó este sábado (13) la Universidad Liberty, situado en Lynchburg (Virginia). Se trata de la mayor institución evangélica de enseñanza superior del mundo.

En un discurso en la ceremonia de graduación de la “clase de 2017″, donde estaban presentes 18 mil alumnos, desafió a los jóvenes a ser “soñadores” y no “críticos”.

“Nada es más fácil o patético que ser un crítico”, comentó Trump durante su discurso, recordando que el futuro “pertenece a los soñadores”. “Tomen la palabra ‘imposible’ apenas como una motivación (…) Disfruten la oportunidad de ser un outsider [fuera del sistema]”, pidió.

Durante la campaña electoral del año pasado Trump fue llamado “outsider” muchas veces, por no tener experiencia política. Sin embargo, venció de una manera contraria a todas las investigaciones y la palabra de los expertos. El sábado, enfatizó que son aquellos ajenos al sistema, como él, que consiguen “cambiar el mundo”. Además de animar a los recién graduados a “no rendirse” y “nunca dejar de pelear por lo que creen”.

“Seguir sus convicciones significa que usted debe encarar las críticas de aquellos que no tienen el coraje de hacer lo que es correcto”.

También dejó claro que la oración es algo importante en la vida del cristiano y que ellos no deberían “adorar al gobierno, sino adorar a Dios”.

Enseguida dijo que eso es lo que hizo, pues como todos los elegidos en el país “puse las manos en la Biblia y dije: ‘Que Dios me ayude’ en el juramento de posesión.

Esta es la segunda declaración de fe de Donald Trump, que firmó una orden ejecutiva justamente para relajar los límites de la actividad política de iglesias y otras organizaciones religiosas, según publica The Hill.

Fuente: Noticia Cristiana, adaptado por Cristianos Al Día

Loading...
Compartir